Portada » Causas de las infidelidades durante el matrimonio

Causas de las infidelidades durante el matrimonio

Las causas de las infidelidades durante el matrimonio son muchas, y están relacionadas con las insatisfacciones no suplidas y no compartidas con el cónyuge, como la insatisfacción emocional o sexual.

También puede presentarse como un escape a los problemas recurrentes, deseo de experimentar nuevas emociones, venganza, salir de la monotonía, en fin, hay muchas, sin embargo, ninguna es válida ni de peso para quebrantar el matrimonio.

¿Qué es la infidelidad en el matrimonio?

La infidelidad es una de las ofensas más grandes que se puede cometer contra el pacto matrimonial, en todos los escenarios en donde se presenta la infidelidad hay una fractura de la promesa de guardarse, en todos los sentidos, el uno al otro, dentro del matrimonio.

Hay varios tipos de infidelidades, la más relevante es cuando uno de los dos cónyuges llega a tener relaciones sexuales con otra persona que no es su esposa o esposo, pero la infidelidad va más allá.

Se puede decir que infidelidad es hasta el deseo sexual que uno de los dos cónyuges puede sentir por otra persona que no sea su pareja, podríamos afirmar que infidelidad es todo aquello que involucra a un tercero en la relación de pareja, y que además daña, perjudica y quebranta la unión matrimonial.

Los efectos negativos de la infidelidad recaen en todas las áreas de la vida: hay sentimientos muy fuertes de dolor en la persona herida o engañada, se presentan inseguridades, celos, rencor y rabia, además de baja autoestima. Además, si hay niños de por medio, ellos serán los más afectados. La infidelidad es el acto egoísta que destruyes vidas en solo minutos.

Principales causas de las infidelidades durante el matrimonio

Todos los cónyuges en algún punto de su matrimonio se han sentido insatisfechos, frustrados o defraudados porque su pareja no cumple con sus expectativas, estándares o deseos, por lo que no le lleva a vivir una vida plena y feliz.

En vista de esto, muchas parejas se ven tentadas a buscar fuera del matrimonio una persona que, si lo haga, pero con el tiempo se encuentran con una cruda realidad: nadie puede satisfacerlos a plenitud.

¿Cuál es la solución entonces? Habla con tu pareja al respecto, sacúdete ese sentimiento, y concéntrate en ser feliz haciendo feliz a tu esposo o esposa.

Otros de los retos que enfrentan los matrimonios es la monotonía, el desencanto, los constantes problemas, las diferencias e indiferencias.

El matrimonio es afectado por la manera en que tratamos estos asuntos, muchas parejas se cansan de estas cosas, dicen cosas como: «Cuando éramos novios no eras así», «Ahora que estamos casados te olvidaste de ser romántico y detallista», etc. y tiran la toalla, buscan llenar esos espacios con otra persona, o sencillamente comienzan a atraer a alguien que te hace sentir de la manera como cuando eran novios.

Pero una cosa hay que tener en claro: esta nunca será la manera más sabia de arreglar la situación. El matrimonio pasa por etapas, y las parejas deben trabajar en construir costumbres y hábitos que favorezcan la relación, y si no se logra hacer, dejan a un lado las insatisfacciones y siguen adelante.

Los matrimonios exitosos son los que han sabido sobrepasar las adversidades y afrontar los problemas sin sacrificar la lealtad y la unión matrimonial. Muchas parejas, luego de la infidelidad, terminan con la relación, pero otras son capaces de volver a empezar, y logran tener incluso una relación más fuerte y solida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *